En Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Escribinos!

Todos los campos son obligatorios*

X

Entretenimiento - 28/07/2017

¿Cómo podemos aprovechar con nuestros hijos el potencial de Internet en vacaciones?

5 min Tiempo de lectura

Llegan las vacaciones. Horas, días, semanas…para descansar y conectarnos con el mundo físico y, por qué no, virtual. Estamos rodeados de dispositivos móviles que llevamos al pueblo, a la playa, a la montaña o a la piscina y, quizá, sea necesario repensar cómo los usamos.

La conectividad nos permite aprender, comunicarnos, trabajar, realizar gestiones…allá donde estemos. Se nos abren grandes oportunidades de ocio y aprendizaje: libros, juegos o aplicaciones son recursos disponibles en la palma de nuestra mano y de nuestras chicas y chicos. Así, algo importante es utilizarlos no como una guardería digital, sino como un recurso más a nuestro alcance igual que un libro en papel, un juego de mesa o un deporte.

Preguntemos a niñas y niños qué desean. Probablemente algunos nos responderán que no quieren utilizarlos, sino jugar con nosotros, papás, mamás, tíos, primos, abuelos… y otros querrán conectarse a sus redes sociales, a su juego online preferido o aprender a programar con la última aplicación que han conocido. Conexión y desconexión. Dos ideas válidas también con tecnología. Podemos conectarnos para desconectar o desconectarnos para conectar con otros espacios y personas. Elijamos, dejemos elegir y hagamos conscientes de la decisión: sus pros, contras y los para qué.

Ya hemos comentado muchas veces cómo las vacaciones puede ser un buen momento para realizar actividades en familia en Internet y enseñar a hacer un uso seguro de la herramienta, por ejemplo, organizando el viaje. Podemos planificar el itinerario de viaje en cualquier medio de transporte, incluso verlo directamente en los mapas para situar los lugares por donde vamos a pasar. Seleccionar el alojamiento y aprender a comparar precios y webs antes de comprar, así como pagar de manera segura y responsable. Buscar actividades a realizar en la zona, ver opiniones de otros usuarios y, por qué no, publicaciones valorando si deseamos realizar y publicar fotografías similares o todo lo contrario. Una vez en la zona de vacaciones existen rutinas interesantes que Internet nos permite y facilita que todos aprendamos a usarlo y a autorregularlo: pensemos un objetivo antes de conectarnos a un navegador o aplicación: ver la predicción del tiempo, leer o ver las noticias del día, escribir a los familiares y amigos que deseemos contándoles cómo va nuestra estancia, revisar horarios de las actividades que queramos hacer o espacios que deseemos visitar… ¡las posibilidades son infinitas! Algunas las tenemos tan integradas en nuestro día a día que no nos damos cuenta de que nos estamos conectando a Internet, pero es interesante parar un momento y entender qué es Internet, qué no y, sobre todo, para qué queremos utilizarlo. ¡Hagámoslo en familia!

Para que podáis disfrutar con peques este verano de aprender, además de pensar juntos qué queréis hacer y escuchéis a vuestras hijas o hijos, recopilo algunas ideas para aprovechar las oportunidades:

Utiliza un navegador específico para niños: ¿quieres que tus peques aprendan a buscar en Internet? Es uno de los pasos más importantes para navegar solitos cuando tengan las competencias necesarias, por lo que puedes utilizar, por ejemplo, Bunis, un buscador específico para niños.

¿Y un email infantil?: primero pensemos en su utilidad y en si nuestro hijo o hija necesita un correo electrónico, ya que en ocasiones tienen los correos electrónicos de los centros educativos o, por su uso, no lo necesita. Existen en el mercado correos especiales para menores que les protegen de la publicidad no destinada, además de tener una lista de contactos segura, bloqueo de usuarios o bloqueo de imágenes. Kidsemail es uno de ellos. También dispone de la opción de recibir copia de todos los correos a los adultos, algo que puede ser útil si creemos que nuestro peque está en riesgo (si no, esa pérdida de privacidad puede ir en contra de la confianza de una relación con la familia).

Lectura digital e interactiva: existen diversas apps de libros y cuentos interactivos (os dejo una recopilación en Educación 3.0). Otra opción, ya recomendada en Familia Digital, es utilizar Leoteca una red social de habla hispana sobre lectura para niñas y niños.

Adquiriendo nuevos conocimientos: ¿queréis repasar algún área de interés de los niños? Mates, lengua, conocimiento del medio… utilizad Eduapps y encontrad por tema y edad lo que más os interese.

Un poquito de vídeo juntos: cuando estamos viendo vídeos en familia es importante que sean aptos para todas las edades, por lo que podemos usar YouTube Kids, Chiquitube, YouTube Edu o Vine Kids que contienen contenido específico para peques.

Juguemos: ellos conocen muchísimos juegos que les encantan. Aquí citamos una vez Club Penguin o Minecraft, pero si ellos os enseñan otro… ¡aprended con ellos!

Comencemos a programar: ¿y si nos divertimos creando nuestros propios juegos o historias? Desarrollemos la creatividad y el pensamiento computacional con Scratch o Scratch Junior y Daisy para los más peques, o con la app Code Hunt e incluso cread vuestra propia app con App Inventor.

Desarrollemos nuestra identidad digital: aprender sobre privacidad o gestión de la identidad jugando es posible :). Red.es publicó Juegos en familia Primaria (6-12 años) y, por qué no, podéis usarlos este verano.

Aprendiendo a usar redes sociales: ligado con todo lo anterior, podemos aprovechar redes específicas para niños como WebblyWorld, una comunidad para peques en las que pueden personalizar su propio personaje para jugar con amigos y así comenzar a aprender a comunicarse en los espacios sociales de Internet.

Por supuesto, una primera actividad que podéis hacer en familia es decidir las normas de uso de Internet durante las vacaciones. Reflexiona sobre qué cosas es imprescindible concretar pautas y definirlas en familia, por ejemplo, horarios, tiempos de uso, petición de permisos, cuidado del material, respeto a los demás, etc.

¡Feliz verano!

 

Autor: Diana González, especialista en educación y TIC de la Escuela de Tecnología del Planetario de Pamplona y colaboradora de Dialogando.

 

Volver